Casa de Pastas – ¿Quienes somos?

Reggina Trattoria – Casa de Pastas

 

Germán Barroso - Reggina - Casa de Pastas

Germán Barroso – Reggina – Casa de Pastas

 

Reggina Trattoria - Casa de Pastas

Reggina Trattoria – Casa de Pastas

 

Germán Barroso a los 29 años y con la apertura de su restaurante Reggina Trattoria – Casa de Pastas, puede decir que cumplió el anhelo de todo chef, una profesión que comenzó a abrazar desde niño.

Todo comenzó cuando era chico. Ya desde los 8 años de edad cocinaba para los miembros de su familia. Esos fueron los primeros pasos de una profesión a la que se abocó a penas terminó la secundaria.

Empezó a hacer distintos cursos. Primero aprendió cocina francesa y ahí mismo empezó a trabajar, ya a los 18 años, en distintos restaurantes de la provincia. También en verano hacía temporadas en la hostería de Villavicencio.

Ya a los 19 comenzó la carrera de Técnico Superior en Gastronomía en la Escuela de Turismo, Hotelería y Gastronomía.

Según admite hoy Germán Barroso, a lo largo de todos los años de trabajo siempre se fijó como meta abrir un negocio propio. Para ello se abocó a aprender, no sólo de cocina, sino de administración integral de un restaurante, con cuentas y gestión de personal incluida. También se fue comprando de a poco los equipos e instrumental.

En 2004 su vida dio un giro importante cuando entró a trabajar al restaurante Ill Gato como encargado. Ahí estuvo trabajando hasta que en abril de 2007, tras años de ahorro y esfuerzo, renunció para encarar su propio proyecto.

El 20 de noviembre de 2007 Germán Barroso, junto a su esposa y familia, abrieron Reggina Trattoria – Casa de Pastas. Lo que primero iba a ser un local de comidas para comercializar vía “delivery”, se transformó en “un restaurante de cocina italiana con un toque personal caracterizado por porciones generosas y estilo casero”, según define Germán Barroso.

Reggina – Casa de Pastas ocupa una casona especialmente decorada y reformada en su cocina para hacerla abierta al público que está ubicada en lateral Sur del Acceso Este al 1253, Dorrego, Guaymallén. En total tienen servicio para 48 cubiertos atendido por su dueño y dos empleados más.

A futuro los planes son seguir creciendo. La idea es ampliar el restaurante hacia los dos patios internos que tiene la casona más la terraza donde, en este último espacio solamente, pueden entrar 150 cubiertos más. “Aunque para ello hay que ir de a poco, sumando infraestructura, personal y clientela”, explica Germán Barroso, quien hasta ahora manejó todo con el boca en boca.